Construsur Inicio | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui |
El frente financiero: viaje de funcionarios a México y a EE.UU. Afirman que hay buenas oportunidades de negocios por el crecimiento y el superávit fiscal

No hay controles de precios ni retenciones que valgan si la economía crece con fuerza: cuando en Wall Street se enamoran de alguien, todos las dudas quedan de lado, al menos por un tiempo.

Por esta razón, cuando el secretario de Finanzas, Sergio Chodos, y el subsecretario de Política Económica, Martín Abeles, comiencen a reunirse desde hoy con inversores y empresarios en México y Estados Unidos, escucharán más elogios que cuestionamientos por la fuerte demanda que generan los bonos argentinos en el exterior.

Chodos hablará mañana en un seminario organizado por Santander Investments en Acapulco y estará acompañado por Abeles, con la misión de defender el modelo de "crecimiento con inclusión social" que pregona el Gobierno. Luego, partirán hacia Nueva York para reunirse con fondos de inversión, analistas y los abogados que defienden al país en los juicios que llevan adelante los bonistas que no aceptaron el canje de la deuda para salir del default (los hold outs).

Cuando mañana hable ante los 300 inversores y unos 400 representantes de empresas latinoamericanas reunidos por Santander en la costa del Pacífico mexicano, Chodos recibirá comentarios positivos sobre el rumbo de la economía local y de la región.

Lo mismo ocurrirá en Nueva York, donde el invierno boreal no enfrió el entusiasmo por los bonos argentinos, según indicaron a LA NACION analistas de los bancos de inversión Goldman Sachs, Bearn Stearns y de otro que participó de la reestructuración soberana de 2005. Al respecto, el director de mercados emergentes de Bear Stearns, Alberto Bernal, afirmó que la Argentina "sigue siendo la apuesta fuerte del mercado".

El ejecutivo participó de un encuentro de la asociación de trading de mercados emergentes (EMTA), donde las mayores apuestas de inversión financiera en la región correspondieron a la Argentina. "Con superávit fiscal del 3% la deuda baja el 1% en términos reales por año aunque el país no crezca, por lo que la dinámica financiera del país es muy positiva", apuntó Bernal.

La clave, aclaró, es saber cuándo volverá el país a emitir en los mercados externos, ya que se prevé que por ahora siga haciéndolo con legislación local para eludir embargos por parte de los hold outs.

Persisten algunas dudas, agregó, que tienen que ver con la política energética de mediano plazo y la posibilidad de que se revierta la abundante liquidez que hay en los mercados emergentes. "La Argentina es de los países que más sufriría una mayor aversión al riesgo por su alta volatilidad", concluyó. Bearn Stearns indicó en su último informe que los inversores deberían seguir apostando al cupón ligado al PBI, ya que el país crecería 7% este año, con una desaceleración respecto de 2006.

En tanto, Pablo Morra, de Goldman Sachs, sostuvo que en el corto plazo "el mercado está muy optimista por el rumbo del PBI y del superávit fiscal, aunque también hay coincidencias sobre las incertidumbres que existen más allá de 2007 en materia energética y de la inflación".

La cuestión de los hold outs, admitió, seguramente no formará parte del diálogo porque se sabe que el Gobierno no quiere ponerlo sobre la mesa al menos hasta después de las elecciones presidenciales de octubre. En cuanto a esos comicios, según Morra, "nadie los analiza como un factor que vaya a cambiar nada, aunque ganen Kirchner o su esposa", la senadora Cristina Fernández.

En tanto, BCP Securities afirmó que la actividad económica crecerá más del 8%, sostenida por la demanda doméstica, por lo que "los mejores activos son los cupones atados al PBI, seguidos por las acciones y bonos provinciales". Por su parte, desde otra entidad opinaron que mientras la Argentina exhiba buenas cifras en materia de PBI y de cuentas fiscales, "se mantendrá el atractivo del país y de sus empresas, tal como lo demostraron las emisiones de Buenos Aires, Transener y las gasíferas".

El mismo diagnóstico existe en el banco Santander, organizador del seminario en México; un analista del banco español indicó que en el contexto de "crecimiento razonable en todo el mundo, el apetito por el riesgo se mantiene y la Argentina aparece como una de las mejores opciones de la región para los inversores después de Brasil y México".

Escala en Washington

Los funcionarios también viajarán a Washington, donde se reunirán con los representantes argentinos ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el FMI podrá palpar el escaso avance de las reformas en el organismo, entre las que se destacan la creación de una línea de crédito contingente denominada Reserve Augmentation Line (RAL), y la puesta en marcha de una mayor supervisión de los regímenes cambiarios, tal como quiere Estados Unidos para presionar a China.

No se descarta que allí se encuentren con funcionarios norteamericanos, que quieren saber cuál es la propuesta definitiva para cancelar la deuda con el Club de París.

Por Martín Kanenguiser
De la Redacción de LA NACION
Link permanente: http://www.lanacion.com.ar/875941
Volver arriba Volver arriba | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui

Lo más leído

Relacionadas

Normas IRAM