Construsur Inicio | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui |
En Japón, en los Estados Unidos y en algunos otros países, a pesar del elevado nivel educativo de la población, se refuerza el desarrollo de prácticas de “buenos hábitos” en las empresas, existe una tendencia al relajamiento de los aspectos básicos de las actitudes y el comportamiento del hombre. En Sudamérica, debido a las deficiencias de la red escolar, y a los problemas sociales acumulados en las últimas décadas, las empresas se ven obligadas a rescatar esta deuda social presente en sus empleados y que dificulta el proceso de crecimiento profesional y de reducción de pérdidas. Algunas empresas han invertido bastante en entrenamientos.

Aunque obtienen algunas mejorías, los resultados son tímidos. Se puede comparar con el entrenamiento con una semilla, si no hay un terreno fértil y un clima adecuado, existirá una gran posibilidad de que la semilla plantada no brote (y si brota, las oportunidades de tener una muerte prematura o un crecimiento anormal son grandes). Además del terreno y del clima, la planta debe ser regada en la forma que la especie requiere para producir buenos frutos. En la comparación, el terreno serían los valores éticos del hombre; el clima sería la política organizacional practicada y la forma en que se riega la planta sería el modo de promover las actividades educativas de acuerdo con la cultura de cada grupo de personas.

Las 5S se vienen utilizando cada vez más como una herramienta para educar a las personas de una forma práctica, dentro de sus propias actividades, a través del envolvimiento de todos. Sin embargo, por ser una actividad básica de cualquier proceso y tener una naturaleza participativa, es importante que sean resueltos los asuntos pendientes básicos que pudieran estar provocando conflictos radicales dentro de la organización, con el objeto de crear un clima propicio para su implantación.

No es difícil entender la razón por la que la práctica de las 5S es un proceso educativo. Hay dos caminos posibles para que las personas cambien sus hábitos y su comportamiento. El primero es cuando adquieren conocimiento y lo confrontan con sus valores. Una vez filtrado por los valores (o provocando cambios en éstos), el conocimiento puede modificar una actitud y un comportamiento individual. Dependiendo del medio y del nivel de motivación, este comportamiento puede promover un cambio en el comportamiento grupal.

El segundo camino es lo contrario: el comportamiento grupal influye al hombre hacia un cambio individual y, dependiendo, posteriormente posibilita transformaciones en las actitudes. En una última etapa, estas actitudes pueden interferir en los valores, conduciendo al hombre a una ganancia de conocimiento.

Resumiendo, mientras que el primer camino (que generalmente es más lento) parte del conocimiento para el comportamiento grupal (primero lo “soft” y luego lo “hard”), el segundo camino es el inverso (primero lo “hard” y luego lo “soft”).

La implantación de las 5S aquí propuesta, gira en torno de este enfoque. Las personas, influidas por un comportamiento grupal, practican las actividades sin siquiera conocer profundamente su esencia, siendo retroalimentadas por los resultados inmediatos “visibles” que la práctica provoca. Por esto se aconseja poca teorización y mucha ejecución en el desarrollo de las 5S.

No son necesarios argumentos para comprender que la educación es la base del desarrollo de cualquier actividad. La Gestión de la Calidad Total está fundamentada en datos. Sin embargo, existe una dificultad muy grande para obtener esos datos, principalmente por la discontinuidad de la frecuencia prevista, y por el riesgo de que los datos no sean confiables. Esto es un caso típico de falta de disciplina. Es por eso que las 5S son la base de todo control. “Sin 5S no hay control. Nada tiene sentido si no se cumple lo que fue determinado. Mientras que las personas sigan con el mismo comportamiento de siempre, el local de trabajo nunca va a mejorar”.

Las 5S están lejos de ser una panacea (remedio para todos los males), siendo desaconsejable su implantación con la expectativa de solucionar problemas en ambientes de conflictos. Es un proceso simple, con resultados inmediatos y duraderos para el hombre (dentro y fuera de la empresa), para la empresa, para los clientes y para el medio ambiente. En fin, las 5S son la base para la Calidad Total.


Página 1 de 5

Volver arriba Volver arriba | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui

Lo más leído

Relacionadas

Normas IRAM