Construsur Inicio | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui |
7 Finalización de trabajos Una vez realizados los trabajos, se procede a devolver la instalación a sus condiciones iniciales. Para ello se procede en el orden inverso al de las cinco reglas de seguridad, o sea: - Retirar las señalizaciones de seguridad y delimitación, - Retirar las puestas a tierra y en cortocircuito portátiles y abrir los seccionadores de puesta a tierra, - Retirar los enclavamientos y bloqueos en los mandos de los aparatos de maniobra, así como las correspondientes señalizaciones, - Si procede, reponer los fusibles que se hubieran extraído para obtener distancias de seccionamiento así como conectar de nuevo los puentes de conexión entre tramos de línea aérea. Previamente a todo ello, se deben retirar todas las herramientas y otros elementos de trabajo (escaleras, tablones, andamios, etc.) así como los materiales sobrantes.

8 - Distancias de seguridad
 
En todo momento y/o circunstancia, deben de respetarse unas distancias mínimas de seguridad para los trabajos a efectuar en la proximidad de instalaciones o partes de las mismas, que estén en tensión, y no estén protegidas. Estas distancias mínimas están especificadas en la tabla de la figura 3.
 
Tensión              Distancias de
entre fases            seguridad
 
Hasta 1 kV                0,40 m
Hasta 10 kV              0,80 m
Hasta 15 kV              0,90 m
Hasta 20 kV              0,95 m
Hasta 25 kV              1,00 m
Hasta 30 kV              1,10 m
Hasta 45 kV              1,20 m
Hasta 66 kV              1,40 m
Hasta 110 kV            1,80 m
Hasta 132 kV            2,00 m
Hasta 220 kV            3,00 m
Hasta 380 kV            4,00 m
 
Fig. 3: Distancias de seguridad
 
 Estas distancias mínimas se miden entre el punto más próximo en tensión, y cualquier parte extrema del operario, herramientas o elementos que pueda manipular en movimientos voluntarios o accidentales.
Para personal no especialista eléctrico, o que desconozca las instalaciones eléctricas, o sea de otras calificaciones o especialidades profesionales es prudente aumentar estas distancias mínimas de seguridad.
Concretamente, algunas compañías eléctricas establecen, para tensiones entre
fases de 1 kV a 66 kV (o sea MT) una distancia mínima de 3 m.
Para trabajos que deban efectuarse a distancias inferiores a las de la tabla, deben
adoptarse medidas complementarias que garanticen la seguridad en la realización de los trabajos, tales como interposición de pantallas aislantes protectoras, y asimismo vigilancia constante del Jefe de Trabajo.
En el caso de que estas medidas no puedan realizarse, deberán dejarse sin tensión estas partes próximas al punto o zona de trabajo.
 
9 Maniobras normales de explotación
 
En una instalación de MT, las maniobras normales de explotación consisten
básicamente en el cierre y la apertura de los interruptores automáticos y los interruptores -seccionadores.
 
9.1 Aparamenta (conjunto de aparatos usados en la maniobra, protección, regulación y control de las instalaciones eléctricas de media tensión)
 
 
- Los interruptores-automáticos son capaces de conectar y de interrumpir corrientes de cortocircuito. Se trata de intensidades de valor elevado, y muy desfasadas con respecto a la tensión. En los sistemas de MT están habitualmente entre 8 y 25 kA y con factor de potencia del orden de 0,1 a 0,15.
Este acusado desfase hace más difícil su interrupción.
En ellos, la maniobra (cierre, apertura) está casi siempre motorizada (motor de tensado de muelles y electroimanes de cierre y de apertura), además del mando manual, y la posibilidad de tensar los muelles a mano, caso de fallo de la corriente auxiliar.
- Los interruptores-seccionadores sólo pueden conectar corrientes de cortocircuito
pero no pueden interrumpirlas. Su poder de corte es solamente hasta su intensidad nominal (normalmente 400 A), y con factor de potencia igual o superior a 0,7 inductivo, o sea, corrientes de servicio.
En ellos, la maniobra es mayoritariamente manual, o sea, tensado de muelles a mano, y mando mecánico manual de cierre y apertura.
- Los interruptores-seccionadores con fusibles («ruptofusibles») para maniobra y
protección de transformadores MT/BT, están equipados en muchas ocasiones con
electroimán de apertura, además del mando manual.
En las estaciones receptoras, AT/MT, subestaciones, centros de maniobra y
distribución MT, etc., hay interruptores automáticos MT en las llegadas de las líneas de alimentación («entradas») y en el arranque de las líneas de salida («salidas»).
También en los CT de abonado, debe haber como mínimo un interruptor automático general de entrada. En muchos casos los hay también en las salidas a los transformadores, en especial cuando éstos son de potencia igual o superior a 1250 kVA.
 
9.2 Conexión/desconexión. Precauciones
 
Desde el punto de vista de la seguridad, cabe siempre la posibilidad de tener que efectuar la apertura de emergencia de un interruptor (incendio, accidente, etc.). Por tanto, en el interruptor debe haber siempre un mando mecánico manual de disparo para que la apertura se realice aún sin corriente de servicios auxiliares, pues se trata de una maniobra de emergencia que debe ser lo más
directa y segura posible.
En cambio, la maniobra de conexión (cierre) deber ser siempre una maniobra pensada y planeada, que requiere unas acciones previas de seguridad, aún a costa de retrasar algo su realización. Antes de efectuar el cierre conviene:
- Avisar al otro extremo de la línea («aguas abajo») que se va a dar tensión, para que se puedan preparar a recibirla.
- Verificar que los seccionadores de puesta a tierra, si los hay, estén abiertos, y las
eventuales puestas a tierra portátiles estén quitadas.
- Verificar que no hay ninguna persona en la instalación, que pueda entrar en contacto con la tensión al cerrar el interruptor.
Es recomendable también, que al cerrar el interruptor en el origen de la línea, el del otro extremo (aguas abajo) esté abierto. En efecto, conviene ir poniendo «paso a paso» el sistema en tensión. Así, por ejemplo, en un transformador MT/BT, primero cerrar el interruptor de MT (primario) y luego el, o los de salida en BT.
A fin de evitar la posibilidad de un cierre intempestivo por error humano, es práctica corriente en las instalaciones de las compañías eléctricas, el anular en los
interruptores automáticos el mando mecánico manual de conexión, dejando sólo el mando eléctrico, en el circuito del cual se han introducido disposiciones de seguridad contra falsas maniobras.
Es una precaución de seguridad recomendable también para las instalaciones
industriales y terciarias.
Cuando el interruptor está abierto, la parte de la cabina correspondiente a los bornes de salida del interruptor está sin tensión. Al cerrar el interruptor, éste comunica tensión a esta parte que estaba sin ella.
Puede suceder que en dicha parte haya un defecto de aislamiento (defecto latente) que se pone de manifiesto al recibir tensión. En lo que concierne a la seguridad, no puede descartarse ninguna posibilidad, aunque
parezca remota.
Si esto sucediera se produciría en cortocircuito, y, casi siempre un arco eléctrico
en el interior de la cabina, la energía del cual se traduciría en una sobretemperatura y una sobrepresión interiores que podrían alcanzar valores peligrosos para las personas que se encontraran en aquel momento delante de la cabina (salida de gases calientes y a veces tóxicos, proyección de partes sólidas, etc.).


Página 1 de 3

Volver arriba Volver arriba | Imprimir el artículo Imprimir | Descargar el artículo en formato PDF PDF | Compartir: Delicious DIGG Meneame Technorati Yahoo Fresqui

Lo más leído

Relacionadas

Normas IRAM